0

QUIÉNES SOMOS

Molí Coloma, ubicada en Subirats, es un antiguo molino papelero de finales del siglo XV. En la finca, rodeada de viñedos y olivos, se encuentran las instalaciones donde elaboramos nuestros aceites.

Realizamos un constante y exhaustivo control de nuestras fincas, en términos de sanidad vegetal, minimizando el uso de productos agroquímicos y optimizando los métodos de producción. De este modo, conseguimos una producción de alta calidad.

Las aceitunas se recogen estando en su punto óptimo de maduración; el tiempo entre la cosecha y la molturación del fruto se reduce al máximo (1h) y la aceituna es recogida directamente del árbol, no llega a caer al suelo. Todo ello nos permite elaborar nuestros aceites de oliva virgen extra con aceitunas totalmente frescas.

En Molí Coloma apostamos por nuevos desarrollos en el terreno de los olivos y de los aceites. Hemos colaborado en la recuperación de la variedad de aceituna arbosana y hemos introducido en nuestra zona la koroneiki, adaptándola a nuestro clima y terreno.

Nuestra misión es elaborar aceite de oliva virgen extra de alta calidad, en base a una cuidada selección de la materia prima y un gran compromiso porque la excelencia del producto llegue a las mesas de todo el mundo.

Molí Coloma forma parte del Grupo Sumarroca, formado también por Bodegues Sumarroca cuya finca ecológica es compartida.

Nuestro proceso de elaboración: del olivo a tu mesa

En Molí Coloma extraemos el aceite de oliva virgen extra utilizando solamente métodos mecánicos que son respetuosos con el fruto a lo largo del proceso de trituración, batido y separación.

Cuando las aceitunas están limpias de hojas e impurezas, se procede a la trituración y molienda, obteniéndose así una pasta homogénea. Esta pasta se incorpora a la batidora, donde las pequeñas partículas de aceite presentes en el fruto se van juntando y haciéndose cada vez más grandes. El proceso de molienda se realiza en unos 20-30 minutos de media, y a una temperatura de entre 25ºC y 27ºC para mantener todos sus aromas originales.

Seguidamente se transfiere la pasta a una centrifugadora, la cual se encarga de separar las partículas de aceite que hemos ido creando en la batidora, obteniendo así el puro zumo de aceituna.

Una vez elaborado, y para mejorar la conservación, la calidad y la duración, realizamos un filtrado mediante placas de celulosa.

Olis Molí Coloma