0

BIODIVERSIDAD Y SOSTENIBILIDAD

Cada botella de aceite de oliva Molí Coloma refleja el resultado de la rica biodiversidad que prospera en este rincón tan especial del Penedès. Molí Coloma es un paraíso de vida silvestre que los equipos del campo y de la almazara trabajan por potenciar, siendo la protección por el medio ambiente y el respeto por el entorno y el territorio dos pilares esenciales.

Los programas de gestión de la biodiversidad, los proyectos de recuperación de la avifauna, la construcción de guaridas para murciélagos o las actividades de vuelos de aves rapaces hacen que las fincas de Molí Coloma sean un enclave rico de naturaleza que crea un entorno de calidad para las aceitunas que se cultivan. Cuando hablamos del papel que cada especie desempeña en el cultivo de la tierra mostramos cómo la propia naturaleza potencia los cultivos para obtener aceites excepcionales.

Estos elementos se combinan con la dedicación de Molí Coloma por descubrir nuevas variedades de aceitunas, nuevos métodos de cultivo guiados por la naturaleza y nuevas formas de proteger la tierra.

La finca, situada en el Penedès, forma parte de la Red Natura 2000, una red de áreas de conservación de la biodiversidad. Además, el Grupo Sumarroca está adherido a los compromisos de acción climática de la Generalitat de Cataluña y forma parte del Compromiso Voluntario, alineado con los objetivos 2030.

Además, en Molí Coloma se promueve la economía circular, la ecoconcepción de packagings, la reducción del peso de envases, el uso de materias primas sostenibles y el uso de plástico reciclado en los embalajes. Tienes más información sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) del Grupo Sumarroca en este dossier.

Porque todo pequeño gesto suma.

Olis Molí Coloma