0

Herederos de un producto con historia

Molí Coloma nace
de la riqueza patrimonial
del cultivo de aceitunas en Cataluña.

Nuestro producto cuenta con cientos de años de historia y tradición. Nosotros somos herederos de todos sus atributos. El aceite de oliva es cultura.

La almazara de Molí Coloma se encuentra ubicada en un enclave privilegiado en un tramo de la Vía Augusta romana en su paso entre Sant Sadurní y Gelida, en el cauce del río Anoia y a los pies de la montaña de Montserrat.

Al legado de la tradición cultural, le sumamos pues el delicado equilibrio de la tierra, con sus característicos suelos calcáreos de cantos rodados y arcilla, y el clima mediterráneo adecuado para crear este aceite de oliva virgen extra único.

La tradición ancestral del cultivo del aceite fue recogida por la familia Sumarroca, que recuperó la variedad arbosana, originaria del Penedès, y la comenzó a elaborar junto a la variedad koroneiki, de origen griego. Arbequina, arbosana y koroneiki formaban así un tándem mediterráneo de éxito.

En Molí Coloma somos pasado y somos futuro. Un futuro a desarrollar con el máximo respeto por este increíble legado.

Un pilar fundamental de la dieta mediterránea

El aceite de oliva virgen extra
es más que un elemento
de nuestra dieta.

La dieta mediterránea es un estilo de vida. Una manera de entender la alimentación desde el punto de vista de la frescura, la proximidad y el producto de temporada. Alrededor de la mesa, no sólo se degustan platos, se sociabiliza. Y la degustación del aceite es también una forma de compartir.

Es cada vez más frecuente que los chefs de todo del mundo utilicen el AOVE en sus elaboraciones. Las nuevas tendencias saludables, que promueven nuevos hábitos de consumo alimentario y ponen de manifiesto las virtudes de la dieta mediterránea, han ayudado a que el aceite de oliva virgen extra pueda deleitarse en todas las mesas.

El AOVE se impuso por su sabor y sus propiedades. Da exclusividad y armonía, además de pureza y sutileza, realzando el sabor y la textura de los alimentos.

La certificación AOVE de nuestros aceites

Los aceites de Molí Coloma son AOVE, una denominación para la máxima calidad del aceite, es decir, la más pura y natural obtenida de aceitunas en perfecto estado.

La etiqueta AOVE, acrónimo de Aceite de Oliva Virgen Extra, no puede usarla quien lo cultiva, sino únicamente después de que un panel de expertos certifique que su sabor y olor son intachables, sin defectos.

Para poder usar esta denominación es necesario cumplir dos requisitos básicos:

  • Su grado de acidez no puede superar los 0,8 gramos por 100 gr expresado en ácido oleico libre.
  • La mediana de defectos ha de ser igual a cero y la mediana de frutado superior a cero.

El aceite de oliva virgen extra de Molí Coloma es sabroso y diferente, es puro zumo de aceituna.

Estas virtudes marcan la diferencia respecto el resto de aceites. Su método de elaboración es muy natural. Se recoge la oliva perfecta en su momento óptimo de madurez, se tritura para extraer su jugo y se obtiene el aceite sin realizar ningún proceso de refinación.

Conserva intactas todas sus características sensoriales. Va directamente del olivo a tu mesa.

Olis Molí Coloma