0

Las variedades Molí Coloma

Tradición y modernidad

Con un pie en la tradición y el otro en la modernidad, observamos en cada cosecha cómo evolucionan las variedades de aceituna, su relación con el suelo y el clima del Mediterráneo, su olor y las armonías entre picante, amargo y astringente.

Elaboramos aceites a partir de tres variedades de oliva:

ARBEQUINA

La aceituna de referencia en Cataluña. Tiene un fruto pequeño y se caracteriza por su complejidad.

Produce un AOVE afrutado, suave, sutil, de muy baja acidez. Su perfil es equilibrado y sutil, con sensación de oliva madura al que acompañan trazas aromáticas vegetales secundarias que recuerdan a la manzana y al plátano y matices de almendra, tomate, alcachofa e hinojo. Su música tiene registros diferentes. Únicos, armoniosos, sus estilos se graban fácilmente en los sentidos y perviven en nuestro recuerdo.

En su conjunto resulta un aceite muy equilibrado y armónico con un toque de dulzor, característico de la variedad.

Arbosana

Originaria del Penedès, probablemente recibe el nombre de la población tarraconense de l’Arboç. También es un fruto de pequeño tamaño. Produce un aceite verdoso con carácter y armonía, entre amargo, picante y astringente. Sus registros de pureza y sutileza realzan la percepción natural de los platos escogidos.

Koroneiki

Procedente de Grecia, produce un AOVE equilibrado y complejo. Frutado de oliva verde que llama la atención, con gran diversidad de aromas vegetales secundarios. Esta variedad le da vida propia y diferenciada a un plato, en una danza de sabores y percepciones.

Nuestro proceso de elaboración: del olivo a tu mesa

En Molí Coloma extraemos el aceite de oliva virgen extra utilizando solamente métodos mecánicos que son respetuosos con el fruto a lo largo del proceso de trituración, batido y separación.

Cuando las aceitunas están limpias de hojas e impurezas, se procede a la trituración y molienda, obteniéndose así una pasta homogénea. Esta pasta se incorpora a la batidora, donde las pequeñas partículas de aceite presentes en el fruto se van juntando y haciéndose cada vez más grandes. El proceso de molienda se realiza en unos 20-30 minutos de media, y a una temperatura de entre 25ºC y 27ºC para mantener todos sus aromas originales.

Seguidamente se transfiere la pasta a una centrifugadora, la cual se encarga de separar las partículas de aceite que hemos ido creando en la batidora, obteniendo así el puro zumo de aceituna.

Una vez elaborado, y para mejorar la conservación, la calidad y la duración, realizamos un filtrado mediante placas de celulosa.

La diferencia en las técnicas del AOVE respecto de otros aceites

Sabroso y diferente, puro zumo de aceituna

El AOVE es puro zumo de aceituna, genuino y profundamente sabroso. Estas virtudes marcan la diferencia respecto el resto de aceites.

Su método de elaboración es muy natural. Se recoge la oliva perfecta en su momento óptimo de madurez, se tritura para extraer su jugo y se obtiene el aceite sin realizar ningún proceso de refinación. Conserva intactas todas sus características sensoriales.

Ése es el aceite puro de Molí Coloma, de variedades como Arbequina, Arbosana, Koroneiki.

No se refina. Se mantiene en su estado más natural. Va directamente del olivo a tu mesa.

Olis Molí Coloma