0

Colección: Aceites

Arbequina

La Arbequina seduce a quien antes no la ha probado, y se caracteriza por su sensación dulce y un delicioso equilibrio, entre un bajo amargor y una presencia sutil de picante.

Estas propiedades han hecho que sea reconocida como una excelente acompañante en dietas vegetarianas y veganas, por su delicadez y suavidad, para aderezar pescados y mariscos, y también cuenta con un papel destacado en la repostería.

¿Qué le piden los profesionales de la cocina a la Arbequina? Que sea fresca. Para conseguirlo, en Molí Coloma lo explicamos con sencillez: “la aceituna se recoge en su punto óptimo de maduración, el tiempo entre la cosecha y la molturación del fruto se reduce a 60 minutos. La aceituna no toca tierra, jamás cae al suelo; se recoge directamente del árbol”.

Notas de cata

Aceite de muy baja acidez. De perfil equilibrado y complejo, afrutado de oliva maduro identificable en nariz y boca, con gran diversidad de aromas vegetales secundarios, sobre todo manzana y plátano.

También aparecen matices a otras frutas maduras como almendra, tomate, hinojo y alcachofa. Se describen notas retronasales de kiwi, piel de plátano, y manzana verde.

Aceite de muy baja acidez. De perfil equilibrado y complejo, afrutado de oliva maduro identificable en nariz y boca, con gran diversidad de aromas vegetales secundarios, sobre todo manzana y plátano.

También aparecen matices a otras frutas maduras como almendra, tomate, hinojo y alcachofa. Se describen notas retronasales de kiwi, piel de plátano, y manzana verde.

0