0

Colección: Aceites

Arbequina

Únicas y diferenciadas | 0,5 l

La arbequina seduce a quien antes no la ha probado, y se caracteriza por su sensación dulce y un delicioso equilibrio, entre un bajo amargor y una presencia sutil de picante.

Estas propiedades han hecho que sea reconocida como una excelente acompañante en dietas vegetarianas y veganas, por su delicadez y suavidad, para aderezar pescados y mariscos, y también cuenta con un papel destacado en la repostería.

¿Qué le piden los profesionales de la cocina a la oliva arbequina? Que sea fresca. Para conseguirlo, en Molí Coloma lo explicamos con sencillez: “la aceituna se recoge en su punto óptimo de maduración, el tiempo entre la cosecha y la molturación del fruto se reduce a 60 minutos. La aceituna no toca tierra, jamás cae al suelo; se recoge directamente del árbol”.

Déjate seducir por este delicioso aceite de oliva virgen extra que sabe jugar muy bien todos sus matices.

Notas de cata

Aceite de muy baja acidez. De perfil equilibrado y complejo, frutado de oliva maduro identificable en nariz y boca, con gran diversidad de aromas vegetales secundarios, sobre todo a manzana y plátano.

También aparecen matices a otras frutas maduras como almendra, tomate, hinojo y alcachofa. Se describen notas retronasales de kiwi, piel de plátano y manzana verde.

La sensación en la boca es almendrada y destaca ligeramente su dulzor con una astringencia final que no interfiere en su perfil. En su conjunto, resulta un aceite muy equilibrado y armónico con un marcado toque de dulzor, característico de la variedad.

Elaboración

Analítica Química

Una vez realizada la recolección se llevan a la almazara en
el menor tiempo posible, donde se procederá a la molturación.
Realizamos una limpieza del fruto, un molido correcto y un
batido y centrifugado cortos, nunca superando los 28
grados de temperatura, para obtener aceites de máxima
calidad.

Analítica Química

Acidez Máxima: <0.3º

Índice de Peróxidos: <20

Cera (mg/Kg): <150

K270: <0.22

La Arbequina y sus maridajes

Esta variedad pertenece a la familia de los aceites frutados
suaves, fluidos y dulces. Puede acompañar numerosos
ingredientes como tomates maduros, gazpachos y salmonejos.
También servido con un buen pan con sal para disfrutar de
todo el abanico de sabores que nos ofrece.

Olis Molí Coloma