0

Colección: Aceites

Arbosana

Únicas y diferenciadas | 0,5 l

Las primeras percepciones del AOVE elaborado con la variedad de aceituna arbosana son tres: verdor fresco, brillante y diferente.

De maduración tardía, la cosecha de arbosana se realiza a finales de diciembre con la oliva verde. De color violeta en la maduración, tiene un fruto de tamaño pequeño, esférico y ligeramente asimétrico.

Un aceite de oliva virgen extra con gran variedad de aromas vegetales, a frutas y plantas, que dan como resultado un sabor fresco y equilibrado.

Notas de cata

Aceite de perfil complejo, característico de la variedad.

Posee un frutado característico de la oliva verde identificable en nariz y boca y con una gran diversidad de aromas vegetales secundarios, sobre todo a hierba recién cortada.

Presenta matices de otras frutas y plantas como el tomate verde, plátano, nueces y almendras verdes, hinojo, alcachofa y menta.

Sensación en boca fresca y equilibrada en amargor; picante y dulce con una atenuada astringencia final, que identifica este aceite con la aceituna verde, fresca y brillante.

En conjunto resulta un aceite de oliva muy equilibrado y armónico, con unos toques marcados de fruta verde.

Elaboración

Analítica Química

Una vez realizada la recolección se llevan a la almazara en
el menor tiempo posible, donde se procederá a la molturación.
Realizamos una limpieza del fruto, un molido correcto y un
batido y centrifugado cortos, nunca superando los 28
grados de temperatura, para obtener aceites de máxima
calidad.

Analítica Química

Acidez Máxima: <0.2º

Índice de Peróxidos: <20

Cera (mg/Kg): <150

K270: <0.22

La Arbosana y sus maridajes

Esta variedad expresa mejor sus matices en crudo. Por ello lo
podemos utilizar para aliñar ensalada verde, tomates, pasta,
cremas frescas o hummus.
Como siempre, el pan o el pan con tomate con queso o
embutido son una buenísima opción.

Ilustración aceite Arbosana
Olis Molí Coloma